El jugador

“(La Cirugía), no es más que una terapéutica, un acto de tratamiento. Los cirujanos no intentan conocer más que con vistas al trabajo de sus manos. Este trabajo tiene su inspiración en dos estados del alma: el espíritu quirúrgico y el espíritu terapéutico. El espíritu quirúrgico es un estado del alma, caracterizado por cierta intrepidez, por la confianza en sí mismo y la aptitud de tomar decisiones en el acto. Una constante tendencia a  la acción, que le impulsa a desenredar, instintivamente, por la sola destreza de las manos, las situaciones perdidas o amenazadas”

“(La Cirugía) no sabría ser el patrimonio de almas tibias y preocupadas por su tranquilidad. No se puede ser cirujano si no se lleva en la sangre el amor a un juego grave en el que el dominio del carácter debe dominar también sin cesar el azar hostil, en el que no se triunfa más que entregándose a él por entero. El espíritu quirúrgico es un estado del alma que tiene el riesgo como excitante. Algo de la pasión del jugador”

René Leriche (1879-1955) Philosophie de la Chirurgie 1951

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s